Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 6 de junio de 2009

Tu voz

Hoy ha vuelto tu voz
a romper mis cristales,
el silencio del verbo
que golpea
en la nuca,

no es tu piel lo que sueño,
no me pierdo en tus labios,
pero te sé raíz
incrustada en la roca

y es tu voz
en mi sangre
infectada de versos
la que cada mañana
me grita
_____no me faltes.

No hay comentarios: