Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 13 de junio de 2009

A4

Vamos a cambiarle el sabor
a algunas cosas,
a los meses
helados
del verano...

fue una buena idea
y ahora
el calor nos instala
en un nuevo escenario
de calles
con espinas diferentes
y ritmos arrancados
del fondo de una herida

solo una herida
con dos bocas abiertas
y dos silencios estúpidos
que duelen
y una canción
o dos
si son pequeñas
y un salto mortal
que no da tanto miedo
cuando la red
se abre
y gritas desde abajo
que solo hay que atreverse
a volar un poquito

con los pies en el suelo
nos quema el asfalto.