Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

martes, 19 de mayo de 2009

Vida empaquetada

Ya no me conoces
y pasas a mi lado
con una sonrisa que tampoco es la tuya
porque pasan los años
los días
los minutos
y solo tengo de ti
fotos, un libro
y los brazos vacios
y el vientre arrasado
y los huesos quebrados
y esta
nuestra herida

y no sé hacer poemas de mañanas
ni soñar con futuros amueblados,
que reposan en cajas nuestros sueños,
nuestra casa, una hija,
los retos al pasado,

y si duele será porque aún espero
con las cajas al lado de la puerta
a que llegue el camión de la mudanza

y pasas a mi lado
y ya no me conoces

¿qué hago con tus cosas,
con mi espera?

2 comentarios:

Jose Luis Zúñiga dijo...

Lo leo y me dan ganas de llorar. En serio.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Es que hay historias preciosas, pero tan tristes... ahora, nada de llorar con mis poemas, que para eso ya estoy yo!! je je je

Besos, muchos