Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

domingo, 10 de mayo de 2009

Quiéreme

Cuando no quede tiempo
quiéreme
con ternura
con el breve suspiro
que agoniza y se pierde

quiéreme
desde lejos
sin decirlo siquiera
sin disculpas
sin llanto
quiéreme
a última hora

quiéreme
desde el fondo
quiéreme con la espina
quiéreme con caballos
y aviones
y ratas
quiéreme
con los ojos
cegados por la muerte
con los dedos de marmol
con los pies de cemento

quiéreme
con las notas
de guitarras sin cuerdas
con la voz agotada
de poeta borracho
quiéreme
en la penumbra
del sueño masacrado
con los labios azules
ahogado e impotente

quiéreme
a tu manera
y aún herido de muerte
quiéreme

y ahora
vete.

1 comentario:

Jose Luis Zúñiga dijo...

Qué hermosura de heptasílabos rotos!