Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 4 de mayo de 2009

Luciérnaga

Luciérnaga

después de todo
después de ser abeja
después de ser hormiga
después de no ser más que un insecto

después

solo luciérnaga.

2 comentarios:

Victor Vergara (gato) dijo...

¿Y te parece poco?
Un punto de luz que ilumine en las noches. Y además luz propia, no prestada. Pequeñito, pero suficiente. Que sirva de orientación y consuelo mientras que llega la gran luz de cada día, la del padre Sol.

Besos.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

No VICTOR, no me parece poco, al contrario... solo luciérnaga es mucho, mucho más que todo.

Besos mil, gracias por andar por aqui.