Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

jueves, 21 de mayo de 2009

Ajuste de cuentas

Anda el silencio en un ajuste de cuentas.
Marian Raméntol


Los columpios vacios de risas
de la tuya y la mia
que volaban tan alto

la calle desierta
y el miedo
que no sabe que espera
pero espera

el silencio
al sol de medio día
dispara el disparate sin palabras

"Hablabas demasiado"

y me sonríe
con esa extraña mueca
del que se sabe juzgado y condenado.

2 comentarios:

Jose Luis Zúñiga dijo...

No se puede decir más con menos. No puedo creer que "hablabas demasiado"

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Todo un honor verme en el epígrafe, muchas gracias!

Un abrazo
Marian Raméntol