Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 7 de marzo de 2009

Hambre

De aperitivo,
después de tanta hambre,
el breve todo,
tu amor
para abrir boca
y después
la hambruna infinita
de aquel pobre
que aún recuerda
el día
en que comió caliente.

No hay comentarios: