Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 7 de marzo de 2009

Con o sin

El sexo sin amor es
un poco
como esa comida que hay en los hospitales,
alimenta, seguro,
no lo dudo,
apaga el hambre,
tapa lo imprescindible
(la punta de los pies)
para no congelarse...

pero no llena huecos
ni escucha caracolas,
no peina nubes
ni revienta mareas,
no apacigua universos
ni dibuja semillas,
eso,
solo el amor...

y si mal no recuerdo
el sexo
lo mejora.

No hay comentarios: