Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 25 de febrero de 2009

My, me, yours

Te regalo mi nombre,
pronúncialo despacio
saboreando
sus vértices
que ya te pertenecen,
penetra sus secretos,
sus rincones,
juega con él
y acaricia sus curvas,
pocas, lo sé
y nunca peligrosas;

es un nombre pequeño
al que tú diste vida,
tres letras tuyas
en las que cabe todo,
cumbres y valles,
espiral casi ombligo,
cópula, conjunción, unión eterna
colgada al final,
llena de esquinas,
mi nombre
que en tu boca
se hace milagro y carne.

1 comentario:

Giovanni-Collazos dijo...

Me gustan mucho los últimos doce versos... son bastantes sensitivos...

Un placer leerte, como siempre, Mayte.

Un abrazo.

Gio.