Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 12 de enero de 2009

Un clavo saca otro clavo

"Los hierros que le abrieron el pecho generoso
¡más anchas le dejaron las cuencas del amor!"
Gabriela Mistral



Difícil digerir la expresión del ferretero
que mira interrogante,
atónito,
asqueado,
el enorme agujero
en el centro de mi pecho.

___Si no se da prisa
___me desangro aquí mismo,
___y no es una amenaza...

Quiere vomitar
pero el cliente es lo primero.

___¿No sabe la medida?

Pregunta
con un hilo de voz recién desenrollado
de una inmensa nausea color verde.

___Habrá de ser más grande
___que aquel que abrió la herida...

Sin retirar los ojos
de mi anatomía rota y desvergonzada,
de mis procaces vísceras palpitantes
busca en la caja que dice: CLAVOS GRANDES

Va a vomitar...


Sólo en dos ocasiones
lloré al escuchar

___No hay de su talla,

en el sex-shop
y en la ferretería.

1 comentario:

benyrema dijo...

no te voy a decir nada que tu no sepas mejor me callo