Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

martes, 6 de enero de 2009

La chica del vigilante

- Tengo un arma y sé como usarla.

- ¡Triunfalista! - murmuré
con todo el desdén que envenena
la lengua de una amante despechada.

Solo después
de sentir el disparo
comprendí
que se refería a su revolver.

5 comentarios:

enol sanyago dijo...

Curioso esto de que hayamos empezado el año hablando de pistolas (que no sé yo si es la mejor forma de empezar...). Me ha gustado mucho este lavado que has hecho. Te ha quedado más transparente aún, incluso parece que hay más luz. Me quedaré un ratito degustando tus nuevas obras y con la rabia contenida de haberme superado en premios y listas. Pero el año pasado es eso...PASADO :) Todo lo mejor para el que iniciamos! Nos vemos en las calles y por algún que otro antro seguro. Besets de nunca jamás.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Contén la rabia y disfruta del paisaje. Seguro que en el 2009 me ganas tú en muchas cosas. Ya me has ganado en algunas, aunque no salgan en los blogs :P

Me alegra saber que con la nueva imagen la luz entra mejor... que ilumine los rincones y se refleje en el mar o en mi cola de sirena (ya sabes, mi famoso cuarto de pez).

Besos de niña perdida

Giovanni-Collazos dijo...

Que buen poema, me ha gustado mucho... se me ha escapado una sonrisa muy mal pensada.

Un abrazo.

Gio.

Alicia Martinez dijo...

jajajaj Mayte, qué bueno.
Una genialidad de esas que escribes.
Un beso pasado por Nieve.
Ali,

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Gio, ¡piensa mal y acertarás! :D

Me gusta provocar sonrisas, aunque sean malpensadas.

Un beso, nos vemos el día menos pensado,
Mayte