Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

martes, 2 de diciembre de 2008

Por un verso... ¡yo no sé que te diera por un verso!

"Perdona que no siga este poema"
Javier Cánaves


Perdona
que no escriba este poema
pero es que,
así,
desnuda,
tengo frío,
despojada del calor de sus espinas,
llamando al olvido por su nombre,
gritando lo que antes nunca dije,
tengo el frío
incrustado entre los ojos
y tu tibio
adolescente cosquilleo
en la planta del hemisferio izquierdo.

2 comentarios:

Caste dijo...

que no se pierdan los cosquilleos Mayte...
pero vístete, no vayas a costiparte

un beso

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Llegó tarde el consejo, ando con los mocos colgando y tratando de abrigarme de nuevo.

Ya sabes, las que tenemos cosquillas tarde o temprano volvemos a reír.

Un besazo