Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Lombriz de tierra

Lombriz de tierra,
la boca llena
de estiercol, humus, suelo,
me pliego y repliego
sobre mi misma
en un eterno
nudo de caracola.
Es mi espiral
de ausencia subterránea,
siempre adelante
mis pies
tras esas huellas
que del futuro
hicieron un pasado
y del pasado un dolor insoportable.
Y topo ciego
excavo,
me penetro,
crezco como raíz en tierra abandonada,
siempre adelante
horado el duro suelo
y en lo profundo
siempre
encuentro
agua.

2 comentarios:

Alicia Martinez dijo...

Querida señorita lombriz, empieza a horadar agujeros hacia arriba que te estamos esperando en la brillante superfie.
Gracias por dejarme pasar a tu pais de Nunca Jamás. Voy a alquilarme una vivienda permanente.
;-)
A

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Me encanta verte por aquí, Alicia.

Subo, bajo, a veces cuando se está bajo tierra resulte difícil distinguir arriba de abajo... superficie hay en cualquier dirección, solo es cuestión de tiempo.

Besos, nos vemos.