Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Dragón eres

Ya sé
que no existen los dragones
pero cuando su aliento
fuego,
azufre,
exógeno rencor,
odio,
olvido,
se enfrenta como un muro
a mis ganas
solo puedo nombrarlo

dragón eres

y seguir
con mis pasos descreídos.

No hay comentarios: