Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Agua

En lo profundo
la arista del abismo
y en ese cóncavo,
negro,
oscuro seno,
acallado el rumor,
muerto de miedo
fluye aún el río,
sin ola,
sin reflejo,
sin pez o sin espina,
sin luz
y sin cangrejo,
suspende en su corriente
partículas de nada,
excava,
araña,
acaricia,
arrastra el polvo...

y el devenir furioso de los días
hace hondo al abismo
y más fértil al delta.

No hay comentarios: