Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Abierto por reformas

Hace tiempo que me fallan las razones para mantener este blog "cerrado". Al principio, cuando lo creé, lo hice sólo para unos pocos amigos entre otras cosas porque no sabía muy bien qué iba a poner. Subi algunas fotos privadas (que ahora he retirado) y algunos textos a modo de presentación. Creé este rincón como un lugar de reposo, de ahí su nombre, Vacaciones en Nunca Jamás. Un lugar en que descansar y compartir con los más íntimos sin la presión de saberme expuesta a miradas indiscretas. Al poco, empecé a publicar poemas, muchos, en un momento de creatividad desbordante que finalmente ha dado lugar al que será mi tercer libro.

Poco a poco fui repartiendo invitaciones a todos los interesados en leerme e incluso a algunos que no tenían el más mínimo interés. Entonces pensé en abrirlo a todo el mundo, pero tenía intención de presentar algo a algún concurso y las bases de muchos de ellos requieren que sea absolutamente inédito, incluyendo internet entre los medios de publicación en los que no debería haber aparecido nunca jamás de los jamases aquello que se presenta.

Ahora, cada vez que alguien me pregunta por qué este blog es privado resumo esta historia, cada vez con menos convicción. Porque no voy a presentar estos poemas a ningún concurso, quizá otros más adelante, ahora no me apetece que nadie juzgue, prefiero que disfruten. Tampoco creo ni he creido nunca que nadie vaya a robar o plagiar mi obra, no soy tan buena.

Así que, a pocos días de terminar el año, después de casi 8 meses en la sombra, Vacaciones en Nunca Jamás abre por reformas.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

1 comentario:

Caste dijo...

Hola Mayte,

doy fe de 'aquel' momento de creatividad desbordante...y puedo presumir (?¿?) de haberte seguido -casi siempre escondido- en todos tus paseos en esta Isla (que ya es península) de Nunca Jamás entre Niños Perdidos y Piratas...

buscaré tu tercer libro...espero que sea pronto...

un abrazo

me alegran siempre las reformas...