Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Nido de piedra

Habrás comprobado,
amor,
que lo cierto
es lo primero que falla,
que los planes
trazados al dedillo
se quedan cortos
cuando la vida
ataca
y los regalos
absurdos,
imposibles,
son los mejores
por ser inesperados...
y ahora quieres
vivir
como las aves
y se te olvida
que al fondo de una cueva
quisimos una vez
ser libres
juntos
y todavía
no lo hemos intentado.
Te invito
a vivir
bajo mi puente,
desatado el amor,
roto cualquier contrato,
solos tú y yo
en un nido de piedra.

No hay comentarios: