Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

martes, 11 de noviembre de 2008

Epitafio esculpido en una ola

Si llega el día
en que no hallas mi hombro
o buscas
y no encuentras
tu hueco entre mis muslos,
si llega a suceder
que desgañitas
tu miedo con mi nombre
y no acudo,
si giras la cabeza
y en tus huellas
faltan las mías
besando tus talones,
búscame, amor,
cenizas aventadas,
disuelta en el mar
(nunca en un nicho).

No hay comentarios: