Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

jueves, 9 de octubre de 2008

Respuestas vagas a preguntas concretas

Cada vez que alguien me pregunta
¿qué sucedió?
doy la misma respuesta...

Sucedió que le amé como se ama a la vida,
sin condiciones, sin miedo, sin corazas,
le amé con los ojos bien abiertos,
desnuda de artificio,
le amé sin trucos ni ases en la manga,

Sucedió que le amé como se ama al mar, al río,
a la corriente que arrastra,
a la tormenta,
le amé consciente de todas sus palabras,
de sus excusas, del miedo de sus pasos.

Cada vez que alguien me pregunta
¿hoy que sucede?
no sé que contestarle...
le sigo amando, no intentes entenderlo
y, sobre todo, no quieras evitarlo.





(Sé que este de hoy no es un buen poema. No saldrá de aquí, no os apuréis. Necesitaba soltar lastre, un poquito. Será el catarro, los mocos, la soledad, la espera, será... ¿qué será, será?. Pues eso, que no me tengáis en cuenta el exabrupto ni el retorno a los sentimientos desgarrados con poco arte.)

No hay comentarios: