Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Nuestro propio ritual para el "si, quiero"

"¿Te casarás conmigo?"
"Por el rito que quieras."

Escogí el rito
de la montaña rusa,
el vértigo
de permitirte que me sueltes,
el miedo del ascenso
inevitable,
la gravedad,
lágrima
que se precipita,
el vacío,
el grito,
nauseas
y adrenalina,
la caída
o casi,
el paisaje celeste,
el suelo que se viene,
escalofríos,
las bufandas que vuelan,
gafas en el bolsillo,
los nudillos blancos
de estas manos garfio,
sudor,
terror,
risa nerviosa,
inmersión en apnea entre raíles...

"lo importante es quererse"

y nos queremos,
tras cada viaje
aún pálidos,
con miedo,
nos hundimos al fondo de un abrazo
y sacamos dos tiques
para empezar de nuevo.

No hay comentarios: