Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Litros de esperanza comprimida

Fermenta
en mi vientre
tu semilla
ya
muerta...

milagro,
dirán algunos,
aerofagia,
dirán otros
algo
menos
crédulos...

y mientras
el ombligo
se aleja
día
a
día
de las vértebras
lumbares.

Solo yo

donde
está
el truco:

me preñaste
de una esperanza hinchable
y cada palabra tuya
es un soplo
de aire
que la llena.

1 comentario:

Giovanni-Collazos dijo...

Es un verdadero honor para mi, haber recibido una invitación, para apreciar este delicioso blog, tuyo.

Me gusta tu escritura. No suelo ser crítico ni desmenbreno los poemas, no tengo la preparación necesaria para hacer eso, siempre digo mi parecer, mi opinón. Cuando leo un poema, lo leo con el sentir muchas veces.

Amiga escritora ( que bien suena eso)... es un placer leerte.

Un beso.

Gio.