Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Hoy como ayer y ayer como mañana

Si
"te amo para siempre"
te suena
a poema trasnochado
o a promesa
mil veces masticada
y otras tantas
regurgitada
por infinitas bocas
que la escupen
e infectan
con babas de traiciones,
entonces,
te lo diré
de otro modo...

quiero amarte
hoy,
que desperté buscándote
y si esta noche
todavía respiro,
quiero amarte
justo antes de dormirme
y
al cerrar los ojos
entonar
mi oración de cada día:
quiero querer amarte
también
por la mañana.

No hay comentarios: