Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Ternura

Con toda
esta ternura
que te presto
podría
alimentarse
medio mundo
o quizá
tan solo
colmarse
de caricias
a la más
exigente
concubina.

Con toda
esta ternura
que te presto
podrías
abrigarme
en el invierno,
devolverme
alguna
de mis lágrimas
y
hundido en su blandura
conocerme
como aún
no has podido,
porque me vestiste
con los trajes
prestados
de aquella
amante despechada
que no se ajustan
a mis leves perfiles
de novia
complaciente
y
confiada.

Con toda
esta ternura
que te presto
hagamos el amor
tejiendo
cada hebra,
hilos de oro
y seda lujuriosa,
brocado
digno
de príncipes
o reyes...

juntos

yo
y toda esta ternura.

No hay comentarios: