Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 4 de agosto de 2008

Estrella de la aurora

Quisiera ser
como el lucero
de la mañana
que adicto
a su lugar
en el cielo
se demora
cada día
y cada noche,
que ama
al sol
y duerme
con la luna,
brilla
para los enamorados
y da esperanza
a quien añora
ese querer
perdido.

Como el lucero
del alba
fijé
mi lugar
y
mi empeño
en un brillo
que no
me pertenece
del todo
y reflejo
la luz
de un sol
más grande,

planeta inhabitado
mi órbita
me lleva
cíclica
e inevitablemente
a mostrar
mi reluciente
sonrisa
a aquel
que mira al cielo
buscando
esa respuesta
que tan solo
precisa
un rayo
de luz ajena
para revelarse.

No hay comentarios: