Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 9 de agosto de 2008

Espera

Convivo
con el sueño
recurrente
en que vuelves
a mi
con tu sonrisa
y trenzo
mis cabellos
de ilusiones
para que
en tu retorno
me halles
lista,
hermosa
para ti,
envuelta
en seda
turquesa
y dorado,
las flores
de cerezo
de la esposa,
fija
la vista
en el lejano
oriente
por que amanecerá
de nuevo
tu aurora,
ansiosa
la mirada,
secos
los labios
de pronunciar
mis votos
al vacío,
perfumada
tu ausencia
con incienso
que implora
a extraños
dioses
sus favores
y ahuyenta
a los espíritus
malignos
que siembran
la sospecha
en cada hora
y la riegan
con líquidos
segundos,
negros
augurios,
viscosos
minutos
de pantano,

Brilla
la luna
en un nuevo
poniente
y anhelando
el verdor
de los bambues
retomo
el sueño
y
canto
mi plegaria.

No hay comentarios: