Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

martes, 19 de agosto de 2008

Un cuarto pez, tres cuartos mujer, cuatro cuatros enamorada.

Esa parte de pez,
un cuarto
exactamente,
que heredé
de aquel otro,
procurador
de sueños,
me empuja
al mar,
a dormir
en su oleaje,
vestir
únicamente
con su espuma
mi piel,
hoy del color
de la arena
mojada,
mezclarme
en ese aroma
de alga y concha,
de roca
con cangrejo,
sal,
corrientes,
mareas,
tempestades
y naufragios.

Esa parte de pez,
un cuarto,
exactamente,
pies de sirena,
aletas
y escamas,
me sumergen
en ti,
mi océano
escogido,
me empapo
en tus olas,
en tu furia
y me siento
como pez
en el agua.

No hay comentarios: