Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 16 de agosto de 2008

Big-bang

Guardo
en mi pecho
junto con
mis latidos
la furtiva
caricia
de tu dedo
deslizándose
ávido
entre mis senos,
solo
aquel roce,
vestido
de deseo
y ese amor tuyo
al que niegas
las pasiones,
ese espacio
infinito
que mi alma
inunda de palabras
y de versos,
ese abismo
terrible,
interminable,
que tus espantos
dilatan
con su miedo...

hasta
que un dedo,
un labio,
un abrazo,
se atreven
contra todo
ese vacío
y hacen vibrar
nuestros cuerpos
celestes,
capaces
de engendrar
un universo.

No hay comentarios: