Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

domingo, 6 de julio de 2008

Solo hacen falta un cubo y una pala

Como arquitecto
especializado
en proyectar
castillos
en el aire
ofrezco
mi experiencia
a quien precise
planos
exactos
para construir
un sueño...

es necesario,
diría
imprescindible,
partir
de un sentimiento
inquebrantable,
acariciarlo,
dejar
que se alimente
y al fin
ponerle alas...

llegados
a este punto
solo resta
mezclar
sudor
y arena
y como niños
que juegan
en la playa
confiar
en que el mar
tan solo
inunde
el foso...

No hay comentarios: