Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

jueves, 3 de julio de 2008

Podemos, si queremos intentarlo

Podemos
permitir
que nos aplaste
la gravedad,
la prensa
de la vida...

también podemos
violar
a los relojes,
parar el tiempo,
pedirnos
unas pizzas,
hacer
como que no
sucede nada,
el mundo
girará
igual
de aprisa...

preferiría,
si al cosmos
no le atañe,
desafiar
contigo
las leyes
de la física,
fluir,
sangrar,
llorar,
latir,
reírnos,
flotar,
nadar,
ahogarnos
en la vida
y renacer
mil veces
cada noche
para morir
de nuevo
cada día...

podemos,
si queremos intentarlo.

No hay comentarios: