Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 28 de julio de 2008

Para-oftalmología

Tienes
aún
la mirada
transparente
pero hoy
da miedo
abismarse
en lo que guardas

hazme un favor
vuelve
a ponerte
las gafas
de sol,
no para
no deslumbrarte
sino para
que el terror
no me ciegue

o mejor,
abísmate tú
al fondo
de mis ojos,
llénate
de mi luz,
prometo
no asustarme
si tú
prometes
llorar
cuando te duela

como anticipo
te presto
una lágrima,
una sonrisa
y mi contracorriente.

No hay comentarios: