Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

jueves, 3 de julio de 2008

Inalámbricos y teledirigidos

Me desnudo
despacio
de tu aroma
y sonrío
a mi mueca
del espejo...
¡qué sencillo sería
si pudiera ser fácil!

hoy es a ti
a quien buscan
mis ojos inalámbricos
sin la lágrima
eterna
de los amaneceres,
me declaro
insolvente
de tiros en la pierna
y como Cleopatra,
o Paris
o Cyrano
me hago
la pregunta
de la historia
del mundo...

¿Por qué
no nos devuelven
los controles
de nuestros
corazones teledirigidos?

1 comentario:

Caste dijo...

:)
¿Por qué
no nos devuelven
los controles
de nuestros
corazones teledirigidos?

precisamente eso me pregunto yo...

hoy mi ojo inalámbrico recibe señal hasta 5mm, a más distancia se queda bloqueado...
cargaré pilas
y llegará a cualquier rincón
de este planeta...

gracias Mayte...