Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 23 de julio de 2008

Desacato

No reconozco
la autoridad
de ningún juez
ni acato
las firmes
sentencias
que condenan
el vuelo
verdadero.

No hay ley
física
ni conveniencia
humana,
no hay orden
civil
ni militar
que pueda
bajar del cielo
esa cometa
mientras
el viento
sople
y yo,
de nuevo
una niña
ilusionada,
amarre
su cordel
a mi muñeca.

2 comentarios:

Caste dijo...

vueeeelaaaaaa

desde arriba se ve todo mejor...

pregunta a tu cometa, niña ilusionada

Caste dijo...

más:

.: La cometa de la niña ilusionada :.

Niña,
amarra tu cometa
y hazla volar
alta,
lejos,
sin miedo
a que tiren de la cola
justo cuando
remontaba el vuelo,
dirige tú,
niña ilusionada,
su cabeceo,
su balanceo,
hasta rozar
la piel
de tu cielo…