Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

viernes, 25 de julio de 2008

Creo en ese niño

Hubo una vez
un niño
¿lo recuerdas?
un niño
que jugaba
y reía,
un niño
ilusionado,
una sonrisa,
brillo en los ojos,
futuro,
esperanza...

un niño que hoy
muere
en la cuneta,
vacías cuencas
que miran
al pasado,
golpeado,
vejado,
humillado,
muerde
la rabia,
abraza
la amargura,
maniatado
solloza
suplicando,
tratando
de huir
de la locura...

un niño solo,
pequeño,
asustado,
herido,
mutilado
que no entiende,
que no puede
entender
a quien
le viola,
un niño
que aullando
se revuelve
contra su miedo
y no sabe
ahuyentarlo...

es solo un niño,
al fondo
de tus ojos,
que se escapa
en la lágrima
que ocultas,
que no te vean
débil,
que teman
tu fiereza,
si solo eres un niño
te llevará la bruja...

pero solo es un niño,
como lo somos
todos,
inocencia
manchada
que no puede
limpiarse,
un niño
que algún día
sonreirá
de nuevo,
quizá viejo
y cansado,
pero niño,
dispuesto
al fin
a amar
y ser amado.

No hay comentarios: