Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

lunes, 7 de julio de 2008

Clamor de Anfítrite a Poseidón

Hoy
soy como el ahogado
que hundido forcejea,
que lucha
contra el miedo y las ganas
de abrir la boca
y beberse el horizonte,
que no distingue
fondo de superficie
ni acierta a perseguir
esa burbuja
que podría quizá,
salvarle hoy la vida.

Hoy
ya no floto,
me rindo a tu corriente.
clavo en la arena
mi última esperanza,
dejo a los peces
que devoren mis ojos,
pies de cemento,
corales en las manos,
toda orificios,
cavernas lujuriosas
en que desovan
especies incontables.

Hoy
me diluyo,
me mezclo con tu esencia,
y tú,
océano infinito,
indiferente,
ignoras las virtudes que atesora
cada nereida ahogada
en tu regazo.

No hay comentarios: