Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

jueves, 12 de junio de 2008

Fibrilando, que es gerundio

- ¡Atrás! - gritaste

y aplicando
las palas
sobre mi pecho
hiciste
que mi corazón
latiera
de nuevo.

- Tranquila cielo - susurraste en mi oido - veras como al final
conseguimos que aprendas,
como yo,
a vivir
sin
corazón.

No hay comentarios: