Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

miércoles, 25 de junio de 2008

El que siembra recoge, dicen...

Se dilata
el tiempo
hasta
el infinito
y no acaba
de llegar
el día
de la cosecha.

Invertí
en la mejor
semilla
y mimé
los brotes
apenas
apuntaban.

"Paciencia"
me recomienda Ceres
mientras Cupido
se ríe
de mis ganas
y el panteón
completo
espera el desenlace.

No hay comentarios: