Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 24 de mayo de 2008

Verso callejero

Salí a la calle
sin tinta...

había un verso
suelto,
sin correa
ni bozal,
uno de esos versos
entrenados
para matar...

le miré a los ojos
y le sonreí...

él interpretó
que le mostraba
los colmillos
y le retaba...

me atacó,
pero mi reacción
no se la esperaba...

mojé la pluma
en la herida
y le hice la autopsia
sobre el papel de un chicle...

en el fondo
solo era un verso de amor
necesitado de cariño.

No hay comentarios: