Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

sábado, 17 de mayo de 2008

La brújula de Jack Sparrow...

Hace tiempo
que tengo
una hipótesis
y por eso
he repetido
varias veces
el mismo
experimento.

No es cabezonería,
es método
científico.

Hipótesis:
independientemente
del número de pedazos
en que se rompa
mi corazón,
pasado un tiempo
prudencial
se recompondrá y
(aquí vine lo novedoso)
todas sus células
se polarizarán
de nuevo
exactamente
en la misma dirección
que antes
de romperse.

Si en este momento
preciso
observamos
al microscopio
uno de los pedazos
comprobaremos como,
al tiempo
que cicatriza,
cada célula
gira
sus diminutas
partículas
en dirección
a mi único
punto
cardinal.



c. q. d.

No hay comentarios: