Este es el lugar y este el tiempo desde los que escribo, un lugar en el que no hay gravedad que pegue los pies al suelo, en el que los sueños son posibles y solo el amor y la amistad importan. Aqui no caben la conveniencia ni el interés, aqui podemos, todos, ser felices.

Poneos cómodos, estáis en casa.

viernes, 9 de mayo de 2008

Feliz en primavera

Es fácil ser feliz
en primavera,

lo difícil
es amar el hielo
del invierno,
no romperse
en sus vientos
inclementes
y sobrevivir,
labios y pies azules,
a la ausencia
de luz
y a las noches
sin luna.

Es fácil ser feliz
en primavera,

aún a sabiendas
de que el invierno
está ahí,
esperando.

No hay comentarios: